Ante todo, tu hermana en Cristo

Robert Trail un pastor preso por el evangelio en la época de los Puritanos, en su última carta a su esposa, se despide de ella con la firma: “Tu esposo por un tiempo, tu hermano por toda la eternidad”. ¡Qué gran lección! La pareja con la que estás saliendo será tu novia por una temporada, tu esposa por una vida, pero tu hermana por toda una eternidad.

Con esta perspectiva debes tratarla, como hermana: con toda pureza. Ella es hija del rey de los cielos y durante tu noviazgo debes proteger su castidad recuerda que su padre es el Rey de reyes . También tu hija de Dios , cae sobre ti la responsabilidad de esperar dicho trato de cualquier varón que afirme amarte. Si él no se comporta así, tu eres la responsable de trazar el ¨hasta aquí¨

Lectura Biblica

No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre; a los más jóvenes, como a hermanos;  las ancianas, como a madres; a las jovencitas, como a hermanas, con toda pureza.  1Timoteo 5:1-2

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *