Bienaventurados los mansos, porque recibirán la tierra por heredad (Mateo 5:5)

El mundo entero es de Dios. En cierto sentido, el diablo se lo ha robado por un poco de tiempo, pero pronto volverá en su totalidad a las manos de su legítimo dueño. Entonces por fin los mansos heredarán la Tierra. Ahora mismo hay fuerzas impías que dominan el planeta con su cruel filosofía egoísta, competitiva y brutal que entrega el mundo a los más fuertes; pero durante el reinado de Cristo en la Tierra será dado a quienes tienen auténtico derecho a gobernarlo a causa de su amor, mansedumbre, perdón y fe en Dios y en Su Palabra. Entonces, bajo la autoridad suprema del propio Jesús, los lastimosos grupillos de cristianos y creyentes perseguidos heredarán la Tierra y la regirán con amor y con el poder de Dios (Daniel 7:27).

Los más mansos y humildes se convertirán en las personas más influyentes de la Tierra y gobernarán el mundo con amor y con «vara de hierro», haciendo uso, cuando sea necesario, de la fuerza combinada con el amor para obligar a las naciones a acatar las leyes de Dios y seguir Sus normas de vida, amor, salud y felicidad. Entonces habrá por fin paz en la Tierra para los hombres de buena voluntad (Apocalipsis 2:26,27; Lucas 2:14).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *