Desechando Maldiciones

Es muy importante conocer las posibilidades de bendición y sanidad que Dios nos enseña en la biblia, ya que estas pueden cambiar el futuro de nuestras vidas. Por eso al leer la palabra y dejar que el Espíritu Santo nos revele ciertas verdades hará desaparecer la oscuridad de nuestra vida. Así como la luz es más fuerte que la oscuridad , así la bendición es más fuerte que la maldición. Esta misma realidad debe tratarse a la dimensión de lo natural. Tal vez por alguna causa han entrado maldiciones a nuestra familia, maldiciones que se han transmitido de generación a generación y ha llegado a ti. Pero estas se cortan cuando comenzamos a pertenecer al reino de Dios. Sabemos que por un hombre Adán entró la maldición en la tierra. Pero sabemos también que por el postrer Adán , Jesucristo, entró la bendición. Muchos se han desanimado porque vieron que se han introducido maldiciones en su familia, como drogadicción ,enfermedades, adulterios, divorcios , vicios etc. Pero no importa cómo llegó , sólo importa a quien tu perteneces ya que tu eres propiedad de Dios y por lo tanto ya esa maldición no tiene potestad sobre ti. Tu eres el único que puede escoger vivir bajo maldición o bendición < Deuteronomio 11.26>  un cristiano no recibe maldición al menos que le haya abierto una puerta , la reciba y la crea.  ¡Bendice tu casa, suelta bendición y mírala actuar! La palabra dice que la generación de los justos es bendita. Si hubo algo perverso debe ser cortado. Y si tu crees que hay algo que puede ser destruido échalo de tu vida y de tu hogar . Anuncia a Jesucristo , declara que tu y tu casa es bendita por la sangre de Jesús. Mis propias declaraciones me posicionarán en la bendición o en la maldición. Si deseo que mi circunstancias y entorno cambie debo cuidar lo que creo y lo que digo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manda QUIERO y recibe palabras de fe por Whatsapp