Deteniendome a pensar

Anoche luego de vivir muy de cerca el sismo que paso en Chile, me puse a pensar. Como en un segundo todo puede desaparecer. Todos tus esfuerzos. Tu casa , todo lo que te pertenece. Pensé en la vulnerabilidad de nuestras vidas. Muchos se consideran tan seguros de si mismo que hasta olvidan a Dios. Quien es el que tiene el control de todo. Vivimos afanados por lo que vestiremos, comeremos. Afanados por poseer mas cosas. Olvidamos que lo esencial es invisible a los ojos. Olvidamos  lo real, lo que no perece. Anoche en Buenos Aires y especialmente en mi edificio se sintió el temblor. Tanto que  tuvimos que evacuarnos. Cuando estaba en la calle, miré a la gente asustada. Y observaba que solo traíamos lo puesto. Así también un día nos iremos. Con solo lo puesto. ¿Qué es lo que mas vale en tu vida? ¿Qué pasaría si un día todo lo que posees se convierte en polvo? Ni tu trabajo ya existe? ¿Qué cosa te sostendría?

No será tu familia, ni lo que posees. Mi amado amigo/a. Sabes que es lo principal? TU FE ¡! Si esa. Y anoche yo lo comprobé. Por un instante me di cuenta que aunque todo se destruya. Aun tenia a Dios. El mismo que me dio todo lo que poseo. Y aunque el diablo que quite todo. Dios será fiel en devolver, o llevarme al cielo que fuese mi hora . Anoche cuando vi la gente asustada me di cuenta la diferencia. No es que no me asuste, pero fue un susto sin desesperación. Había “ESPERANZA”  la certeza que aunque pasara lo que pasara Dios , mi Papa, estaba en control y yo era su hija.

En el trajín de la vida, nuestra perspectiva de quien es Dios se diluye. Y nos pasa como Job. El tenia fe, pero era una fe religiosa, una fe sin intimidad profunda en Dios. Lo conocía de oídas. Como bien dice en Job 42 : 5  “De oídas te había oído;Mas ahora mis ojos te ven.”

Nuestra fe , debe ser fuerte, como dice Habacuc 3 :17-19

Aunque la higuera no florezca,
Ni en las vides haya frutos,
Aunque falte el producto del olivo,
Y los labrados no den mantenimiento,
Y las ovejas sean quitadas de la majada,
Y no haya vacas en los corrales;

Con todo, yo me alegraré en Jehová,
Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

 Jehová el Señor es mi fortaleza,
El cual hace mis pies como de ciervas,
Y en mis alturas me hace andar.

¿Como es tu fe,como es la mia hoy? ¿ Como conocemos a Dios? De oídas? O nuestros ojos lo ven en su gracia y hermosura de tal manera que podemos decir como Habacuc?

Los invito de paso a Orar por el pueblo de Chile, gracias por leerme. Que tengan un bendecido dia.  👑 Ꮥαrα

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsappinspira. Reflexiones para el celular