El Desierto

El desierto en la Biblia se relaciona con el tiempo de la preparación .

Son momentos de riquísimas enseñanzas vivenciales que nos preparan en lo íntimo para llevar adelante la conquista.

A aquello  que es la promesa de Dios para nuestras vidas.

Deuteronomio 8.2-3 dice:

« Y te acordarás de todo el camino por donde te ha traído Jehová tu Dios estos cuarenta años en el desierto, para afligirte, para probarte, para saber lo que había en tu corazón, si habías de guardar o no sus mandamientos. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comida que no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacerte saber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre. ».

– Este es un texto profundo que nos enseña importantes verdades sobre la Escuela del Espíritu Santo , especialmente los «para qué» de las pruebas, el propósito de Dios al llevarnos al desierto para madurar y poseer la promesa . ¿Cómo nos enseña Dios? A través de las circunstancias de la vida.

En ellas somos formados, purificados fortalecidos en la fe.

En el desierto de la prueba, Dios trata con nuestro carácter.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manda QUIERO y recibe palabras de fe . Aqui.