El Reino de Dios.

Tenemos que cambiar nuestra manera de ver a Dios. Cuando decimos -“que se haga la voluntad de Dios” nos viene el pensamiento   de resignación y tristeza. Como que Dios lo que desea de nosotros es justo lo que a nosotros no nos gusta y es todo lo contrario. Porque el interés de Dios es nuestro bienestar absoluto.(Jer.29.11) Jamás su voluntad atentará contra nuestra felicidad. Muy al contrario, su voluntad que esta escrita ya en la biblia es para que permanezcamos en la felicidad.Cuando se nos dice que busquemos primeramente su Reino y su justicia, porque luego de eso todas las cosas serán añadidas (Mateo 6:33) es porque Dios necesita que le entreguemos lo que hoy es nuestra prioridad. Para que podamos alcanzar todas aquellas cosas que hoy necesitamos. Nuestro desafío de hoy es ponernos objetivos a cumplir que son :
1 )  Reconocer la  soberanía de Dios sobre nuestras vidas, o sea entender que Dios gobierna sobre nosotros, que nada se le escapa a su conocimiento y nada sucede por casualidad.
2) Rendir a Dios toda área personal que aún no haya sido entregada, como por ejemplo : alguna preocupación, temor, ansiedad. Déjale el control a Dios, quien sabe hacer las cosas.
3) Permitir que el Espíritu Santo nos ayude a cambiar prioridades si están desordenadas Vivamos bajo los principios espirituales y abandonemos viejas ideas de como deben ser y como se deben hacer las cosas.
4) Aprendamos a confiar en Dios, buscando Su Reino primeramente por medio de una vida de oración y reflexión en las enseñanzas de la Palabra.

Y veremos todas aquellas cosas que necesitamos en nuestras vidas materializadas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *