Eliminando toda pereza

“Dice el perezoso: El león está fuera;  Seré muerto en la calle.”

(Proverbios 22:13)

La pereza es una actitud que se toma frente a la vida

Son muchas las personas que, debido a la pereza, no son productivos en el área asignada y por tal motivo corren el riesgo de ser eliminados en su carrera hacia su destino.

Existen dos clases de pereza. Número uno, está aquella que distinguimos habitualmente: ganas de no hacer nada, dormir excesivamente, tomar más tiempo del debido para el descanso y el relax. En segundo lugar, está aquella que es la más difícil de detectar, son las personas que son muy activas, realizan varias actividades a la vez, pero no hacen lo que tendrían que hacer para su productividad. Su activismo es la excusa perfecta para no enfrentar lo que si requiere su presencia.

Por lo tanto, pereza no es falta de actividad, sino rehusarse a ser productivos, y donde no se produce se ingresa en la infidelidad y a la sequía.(Marcos 11:21 – Mateo 25:1.28)

Veamos a continuación 8 características que podemos ver que identifican a un perezoso:

Busca el pretexto antes que el progreso.

          Todo los que buscaron progresar encontraron milagros en su camino. El progreso      siempre encuentra milagros en su camino.

Siempre hay un pretexto.

No importa lo que hay en la calle, YO DESIDO.

El progreso no ocurre accidentalmente, sino que es el resultado de los cambios que vamos generando.

Recordemos que el pretexto está prolongando la situación que nos desagrada.

El perezoso se enfoca en el problema y no en la solución.

Donde está tu enfoque, hacia allí te dirigirás.

Tu enfoque afecta tu vida y tus sentimientos.

Habla pero no actúa.

Intención sin acción es mera ilusión.

La pasividad empeora tu vida y acarrea pobreza.

Los perezosos son gente miedosa.

Han aprendido a no arriesgar.

Prefieren conformarse que jugarse.

¿Sabes lo que te espera del otro lado del riesgo?

Son personas negativas.

Cuando uno siempre ve el lado malo de las cosas, esa postura entorpece la vida de fe y nuestra productividad.

Son personas exageradas.

Exagerar es sobredimensionar una situación, la desbalanceamos y al hacerlo tenemos una visión irreal del asunto a enfrentar

Siempre esperan lo peor

Esperan fracasar. Tienen una fe invertida. Acondicionan su mente de tal forma que eso les impide salir a enfrentar la vida.

Profetizan su propia derrota.

“El león esta fuera, seré muerto en la calle”

Una persona con estas características es peligrosa en el liderazgo, influencia el equipo para mal.

Tenemos la naturaleza del Vencedor, por lo tanto toda pereza y sus influencias pueden ser contrarrestadas de nuestras vidas. Dios te llamó para una vida productiva.

Facundo Pose

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *