La codicia te vicia

el-poder-y-la-ambicion

Números 16: 1-10 

Coré y sus asociados habían visto las ventajas del sacerdocio en Egipto.

Los sacerdotes egipcios tenían grandes riquezas e influencia política, algo que Coré deseaba para sí mismo.

Coré pudo haber asumido que Moisés, Aarón y sus hijos estaban tratando de hacer del sacerdocio israelita la misma clase de máquina política.

El quería ser una parte de ella.

No comprendió que la ambición principal de Moisés era servir a Dios y no la de controlar a los demás.

Moisés percibió a través del descargo de ellos la verdadera motivación: algunos de los levitas buscaban el poder del sacerdocio.

Al igual que Coré, a menudo deseamos las cualidades especiales que Dios les ha dado a otros.

Coré tenía sus propias habilidades importantes y valiosas.

Al final, sin embargo, su ambición de tener más originó que perdiera todo.

Una ambición inadecuada es codicia disfrazada.

Concéntrese en buscar el propósito especial que Dios tiene para usted.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *