La lampara de los deseos

Anoche charlaba por vídeo llamada con una amiga, que esta paseando por Estambul , Turquia. Fue al gran bazar y se encontró con lamparas como la de aladin. En realidad  la compro como objeto decorativo, pero le contaron que en la antigüedad servían para iluminar, le ponían aceite y tenia una mecha donde podías encenderla . Me comento como en chiste que pasaría si la frotaba , jajajaja. Eso me hizo pensar en los deseos que todo mundo tiene .  

Todo mundo necesita algo, definitivamente la vida está llena de necesidades, algunos reconocen su necesidad de muchas cosas y hay otros que en su ignorancia pretenden creer que no necesitan nada, que tienen suficiente de todo y que no les falta nada.

Si en este momento se le apareciera el genio de la lámpara milagrosa y le dice: pídeme cualquier deseo, ¿Qué le pediría? No soy profeta pero se que algunas de las primeras cosas que se le vienen a la mente son: dinero para pagar deudas o para comprar lo que se le venga en gana, quizás la sanidad de algún ser querido, tal vez éxito para su empresa o convertirse en una súper estrella de fama internacional, algún loco enamorado diría “yo solo pido que esa chica que tanto amo se fije en mi” y alguien un poco más ambicioso quizá pediría la paz del mundo, esto entre otras cosas.

Pero, casi te puedo asegurar, lo podría afirmar  con plena convicción que lo que no pensaste  : “yo pediría tener la sabiduría y ciencia para vivir de acuerdo a los mandamientos que Dios establece para mi vida”. ¿Me equivoco?

Yo sé, que estarás  pensando: ¿y a qué loco se le pudiera ocurrir pedir eso? Perdón pero hay que vivir la vida, hay que disfrutar la vida, hay que ir al límite con los deseos y placeres, solo así podré tener la vida que yo quiero y satisfacer todas mis necesidades”.

Mira , en 2ªCrónicas capitulo 1, en toda la historia de la humanidad solo se de una persona que le hicieron esa pregunta, Dios le dice a Salomón: pídeme lo que quieras que yo te dé, Wow la respuesta es sorprendente, Salomón pide sabiduría y conocimiento para gobernar a Su pueblo, ups, ¿solo eso? ¿Qué?, espera un minuto, Salomón estaba pidiendo la capacidad para dirigir al pueblo de Dios y gobernar de acuerdo a Sus mandamientos.

Pero Dios, al conocer su respuesta, no solo le concede lo que pidió, sino que le da muchísimo más, le fue concedido riquezas, bienes y esplendor de manera que en toda la historia no hubo rey más rico ni antes ni después de Salomón. La clave fue pedir lo correcto, ahora bien, espero que tu y yo comprendamos esto: que teniendo la sabiduría y conocimiento para vivir de acuerdo a los mandamientos que Dios estableció para gobernar bien nuestras vidas trae como añadidura todo lo demás.

Por último permíteme decirte que Dios en este momento te pregunta ¿Qué quieres?, ¿qué le vas  a responder? Espero que tu respuesta sea tan sabia como la de Salomón, así que te tengo buenas noticias, si tu has recibido a Jesucristo como tu Señor no solo tienes  la sabiduría de Salomón en las Sagradas Escrituras (La Biblia) también tienes  el poder del Espíritu Santo para entenderla y cumplirla. Si aún no has recibido a Jesucristo como tu Señor y Salvador, hazlo  hoy , vivirás de victoria en victoria y cuando mueras tendrás acceso al cielo. Juan 3:16 , Romanos 8:37. 

Dios te bendiga,  Sαrα

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *