La tienda de reunión

La tienda de reunion

Que es la tienda de reunión

Todos lideramos a alguien.

El líder no se nace, se hace , por eso Moisés , así como nosotros debemos aprender a ser un buen líder.

A Moisés  se le pidió que liderara una gran cantidad de personas, el ver la presión que causaba eso ; entendió que debía ser un seguidor: un seguidor de Dios.

Para hacerlo, tenía que pasar tiempo en su presencia.

Tú y yo podríamos apartar tiempo diariamente para venir a su presencia .

El pueblo de Israel confiaba en que Moisés saldría de la tienda de reunión con un plan que tuviera una dirección práctica y coordenadas literales.

No creo que ningún lector se encuentre cerca de la misma posición que Moisés o que tenga una cantidad de seguidores dependientes comparable.

Los amigos de Facebook y los «seguidores» de Twitter no son equivalentes.

No obstante, todos lideramos a alguien en alguna parte, y necesitamos la dirección de Dios para hacer bien nuestra tarea.

El sendero detrás de nosotros es una nube de polvo levantada por los pies de otros; así que más nos vale tener una dirección real, confiable y sobrenatural.

Moisés no quería dar una vuelta equivocada y terminar en un callejón sin salida y decir: «Disculpen, tomé el camino equivocado»,

Lo cual daría como resultado años y millas de regresar por el mismo camino.

Ni tampoco aquellos de nosotros que lideramos actualmente queremos algo así.

Los líderes deben liderar, pero no siempre tenemos el panorama completo.

Debemos hacer lo que hizo Moisés: retirarnos regularmente a la «tienda de reunión» y pedirle al Señor el paso siguiente, y el siguiente.

Debemos dejar que Dios nos guie por los pasos a seguir de esa manera nosotros y los que nos siguen llegaremos donde Dios desea que estemos.

«La visión es comprender el pasado y el presente con el fin de guiar a un grupo al futuro».

No sé quién haya dicho eso, pero estoy agradecido por sus palabras.

Para identificar qué cambios hacer, comienza evaluando dónde han estado y dónde se encuentran actualmente.

 

Lecturas:

 Éxodo 33:7-9

Salmo 32:8

 

Sacado del  libro de Gregg Matte, Finding God’s Will [Cómo encontrar la voluntad de Dios]

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe palabra de fe en tu WhatsApp