Las armas de nuestra milicia

Cinco armas de nuestra milicia

las-armas-de-nuestra-milicia/ ‎

 

CINCO ARMAS ESPIRITUALES PODEROSAS EN DIOS

“Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo”, 2 Corintios 10:4-5

Desde el momento que decidimos servir a Cristo, se inició una gran batalla, la cual no admite respiro alguno.

Al venir a los pies del Señor, la relación que teníamos con el diablo se rompió,  pero ese enemigo no se va a dar por vencido tan fácilmente.

Este enemigo lucha constantemente para robarnos lo que Dios nos ha entregado, y es tan grande que no podemos cambiarlo por nada del mundo.

Cuando llegó a nuestras vidas el Señor nos dio de su presencia; Satanás sabe lo que nosotros tenemos ahora, y esa presencia es la que nos da confianza. 

Nos hace fuertes, nos ayuda a  levantarnos cuando estamos en el piso; por eso perder la presencia  es perderlo todo .

 Como soldados de Dios necesitamos conocer a nuestro enemigo.

Para poder enfrentarlo es indispensable saber cómo opera , saber sus tácticas, las armas enemigas y  su astucia.

Hay un gran peligro cuando ignoramos cuáles son las tácticas del enemigo. 

Nuestra ignorancia se constituye para él en una gran ventaja a su favor, por eso nos dice el apóstol

“para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11).

Dios a través de su Palabra nos ha dado una información detallada de las formas de ataque de nuestro enemigo, nos ha dado a conocer la labor de Satanás.

Debemos saber que los poderes del maligno ya han sido derrotados.

Esa derrota sucedió en la cruz del calvario, y no fue una derrota parcial, el Señor lo despojó de todo, lo derrotó totalmente.

 Esta batalla que enfrentamos es espiritual, la cual no solamente debe ser defensiva, sino ofensiva.

Hemos sido llamados por Dios para forzar al enemigo a retroceder; nosotros estamos bajo el dominio,  del que no conoce derrota, Dios mismo. Él va adelante. .

 Él nos ha dicho en su Palabra: “Resistid al diablo, y huirá de vosotros” (Santiago 4:7), tiene que salir huyendo porque está derrotado, hemos sido llamados por Dios y nos ha hecho parte de esta obra, no para vivir escondiéndose en los rincones, ¡no!

Dios nos ha levantado en esta última hora para hacerle frente al enemigo, para ponernos en pie y para decirle al enemigo que está derrotado, que no tiene autoridad sobre nosotros.

 A través de su Palabra, Dios nos ha dado las tácticas, nos ha dado armas espirituales.

No estamos indefensos, son incontables los recursos que Dios nos ha entregado para obtener la victoria, veamos algunas de esas armas poderosas en Dios:

1) El poder de la oración,  Mateo 7:7

2) El poder del nombre de Jesús, Juan 14:13

3) El poder de la alabanza, Josue 6

4) El poder de la Palabra de Dios Mateo 4:4

5) El poder de la autoridad para atar y desatar Mateo 16:19

Silvina 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Whatsappinspira. Reflexiones para el celular