Plan para 21 Días de Oración y Ayuno

Día 1
•Daniel 10
Este pasaje es una fuente para la idea del ayuno de 21 días. Conforme aparta estas tres semanas
para buscar a Dios, sepa que Dios ya escuchó su oración. Él está trabajando a su favor. ¿Qué visión
específica busca que Dios le aclare durante este tiempo? Escriba su oración para que pueda
reflexionar en ella al finalizar los 21 días.Hoy entregaremos nuestra vida, economía, familia y salud bajo la protección de Dios para que en estos 21 días de guerra espiritual el enemigo   no toque nada nuestro . Tome tiempo y ore a Dios para que Él le hable y le
fortalezca. ECLARACIONES DE FE POR LA NACION
image (4)Hago rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos en mi país y sus líderes, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad (1 Timoteo 2:1-2). Que los pobres y necesitados de mi nación sean librados (Salmos 72:12-13). Inclina los corazones de nuestros líderes para que te teman (Proverbios 21:1). Que todos los idólatras de mi nación sean confundidos (Salmos 97:7). Salva a mi nación, oh Señor, y manda prosperidad (Salmos 118:25).
Que los niños de mi nación sean enseñados en el Señor (Isaías 54:13). Que la gente construya casas y las habite (Isaías 65:21). Que mi pueblo disfrute el trabajo de sus manos (Isaías 65:22). Que todo pacto con la muerte y con el infierno sea roto en nuestra nación (Isaías 28:18). Que todo velo que envuelva a mi nación sea destruido (Isaías 25:7). Que quienes caminan en la oscuridad en mi nación vean la luz y que tu luz brille sobre los que están en las tinieblas (Isaías 9:2). Que el Señor nos abra la puerta para la Palabra y que la gente escuche tu Palabra (Colosenses 4:3). Oro porque las familias de mi pueblo sean bendecidas en Jesucristo (Génesis 28:14, Gálatas 3:14). Oro porque las aguas de sanidad fluyan en mi nación (Ezequiel 47:9).
Día 2
•1 Crónicas 21:18-27
Durante este ayuno, construya un altar y haga en él un sacrificio que honre a Dios. Le costará su
conveniencia, su comodidad, y también necesitará de mucha fuerza de voluntad y compromiso.
¿Cuál será su sacrificio durante este ayuno? Asegúrese de que sea un sacrificio que le costará algo.
Haga su compromiso por escrito y compártalo con un amigo a quien le rendirá cuentas de su
compromiso. Ore a Dios para que le muestre lo que desea que usted sacrifique.
Día 3
•Daniel 1
Solo vegetales y agua. ¡Y no solo por tres semanas, sino por el tiempo de duración de su
entrenamiento en Babilonia! Esta respuesta de estos cuatro jóvenes no surgió a partir del temor a ser
atrapados, sino de la devoción a los mandamientos de Dios ya formados en ellos antes de haber sido
tomados de su tierra. Durante este ayuno, usted tendrá muchas oportunidades para romper su
compromiso–especialmente si ayuna solo o si nadie lo notará. Ore para que Dios le dé el propósito y
la fuerza para ajustarse a las normas que haya establecido y hónrele sin importar el precio.
Día 4
•Salmos 119
Este salmo más largo en la Biblia trata principalmente acerca de la pasión por la Palabra de Dios.
Estos 21 días que ha apartado serán más edificantes si combina la lectura de la Biblia con su ayuno y
oración. Usted puede desear hacer planes para comenzar un plan de lectura que lo lleve a leer toda
la Biblia. ¿De qué manera describiría su pasión por la Palabra de Dios en este momento? Ore hoy
para que Dios aumente ese fuego en su corazón durante este tiempo.
Día 5
•S. Mateo 6:5-18
¿No se supone que el ayuno sea secreto? Puede haber comenzado esta jornada con un grupo que
ayuna junto a usted. Muchos ayunos en la Biblia fueron corporativos, convocados por figuras de
autoridad para que todo un grupo participe en unidad. Reflexione en lo medular de lo que Jesús dice
en este pasaje. ¿Cuál ha sido el motivo detrás de las conversaciones que ha tenido sobre el ayuno?
¿Es para animar a otros o para recibir apoyo? ¿Existe algún deseo oculto de ser visto como alguien
santo o espiritual? Solo dos conocen la respuesta a estas preguntas–usted y Dios. Ore hoy
pidiéndole a Dios que traiga a la luz los motivos de su ayuno y pídale que le muestre alguna manera
de encontrar la motivación que necesita sin llenar su corazón de orgullo.

Día 6
•Isaias 58
Este es un mensaje de Dios para su pueblo que se encontraba frustrado por su falta de respuesta a
su ayuno. Es fácil confundir el ayuno con una huelga de hambre para que Dios haga lo que
deseamos. Pero este capítulo dice lo que Él desea. Ore para que Dios use su experiencia con el
hambre y la incomodidad para alterar de manera permanente la manera en que ve a los que están
perdidos y en necesidad en el mundo. Ore para que Dios le vacíe de todo lo que usted es y lo llene
con todo lo que Él es.
Día 7
•S. Marcos 14:1-26
Quebrantado y derramado. Usted ve esas palabras tanto en la historia de la mujer como en la de la
última cena. Ya que el pan y el vino probablemente no son opciones para que usted recuerde a Jesús
durante estos 21 días, haga lo que la mujer hizo. Haga lo que Jesús hizo. Viva su vida de manera
quebrantada y derramada en memoria de lo que Él ha hecho por usted. ¿De qué manera puede su
vida ser un sacrificio vivo para Cristo? Hable a Dios acerca de aquellas cosas en su vida que
necesitan ser quebrantadas y derramadas como aquel frasco de perfume.
Día 8
•Salmos 100
¡Usted está entrando a la segunda semana de su ayuno! Este salmo habla sobre entrar a la
presencia de Dios con acción de gracias, alegría, gozo y alabanza en su corazón. Si ha estado
enfocado en las dificultades físicas que enfrenta o las cargas que lleva a Dios en oración, entonces
pase el día de hoy alegre en el Señor. Escriba algunas de las cosas que le provocaron gozo en el día
de hoy. Cante una canción de alabanza a Él. Ore para que Dios ponga una urgencia en permanecer
firme y ver lo que Dios tiene para usted del otro lado de sus puertas.
Día 9
•Romanos 12
Este es un buen momento para explorar la manera en que puede presentar su cuerpo como sacrificio
vivo ante Dios. Este pasaje comienza con ese reto y ofrece muchas formas de expresarlo. ¿De qué
manera le ha ayudado su ayuno a experimentar una verdadera adoración en nuevas maneras? Ore
hoy y pida a Dios que continúe revelando su voluntad para usted durante este tiempo de sacrificio y
adoración.
Día 10
•S. Lucas 4
¿Cuarenta días de nada? De ninguna manera. A pesar de que Jesús ayunó por cuarenta días, es
claro que Él salió más fortalecido que nunca según vemos a través de los eventos que siguieron. ¿De
qué manera le está fortaleciendo su ayuno? ¿Siente que se está tambaleando? Tal vez no está
experimentando los resultados que esperaba. Pida a Dios que le guíe hacia la misma preparación,
poder y propósito que Jesús alcanzó durante su tiempo de ayuno.
Día 11
•Santiago 1
Este capítulo tiene muchos desafíos para salir del error–uno de ellos es combinar su fe con acción.
No solo contemple la Palabra de Dios–haga lo que dice. Usted se encuentra ahora comenzando la
segunda mitad de su ayuno. Reflexione si su ayuno podría caracterizarse más por escuchar que por
hacer. Pida a Dios por sabiduría sobre adónde Él desea guiarlo durante esta segunda mitad de su
ayuno.

Día 12
•2 Corintios 1
La comida es fuente de consuelo para muchos. Reflexione en cómo han sido asaltados sus
pensamientos por el deseo de ciertas comidas, olvidando las cosas por las que está ayunando, o
incluso por cuánto peso podría perder. ¿Es esto frecuente? Si fuera esto alcohol o alguna droga
dañina, ¿se consideraría un adicto si estuviera así de consumido por su deseo de ellos? Para
muchos, este ayuno puede comenzar con una concienciación acerca del lugar peligroso que la
comida puede tener en sus vidas. Puede revelar alguna adicción. Ore para que el Dios de compasión
y de todo consuelo se convierta en su principal fuente de consuelo. Pídale que use esta experiencia
con el sufrimiento para remover cualquier cosa en su vida que ha tomado el lugar que le corresponde
al Espíritu Santo como su Consolador.
Día 13
•1 Pedro 2
Usted es escogido, santificado, apartado, real sacerdocio–es un hijo de Dios. En estos momentos,
puede que se encuentre en necesidad de un ancla. Establezca a Cristo como su piedra angular hoy.
Escriba las maneras en que Él le ha sacado de las tinieblas a la luz. Pase tiempo en oración hoy
agradeciendo a Dios por comenzar una obra en usted con su Hijo como el fundamento sobre el cual
Él construye.
Día 14
•S. Mateo 5:1-14
Bienaventurados los hambrientos… Si puede relacionarse con esto, tome tiempo para meditar en este
pasaje llamado las Bienaventuranzas o Bendiciones. Póngase como objetivo hoy contar sus
bendiciones. Mantenga una agenda con usted todo el día para escribir las bendiciones que Dios
traiga a su mente. Ore para agradecerle a Él por las bendiciones, aun aquellas que se manifiestan a
través de pruebas y tribulaciones.
Día 15
•Salmos 51
Usted está comenzando la tercera y última semana de su ayuno. Si está ayunando con un grupo,
tome tiempo para reflexionar junto a ellos y celebrar lo que Dios ha iniciado. Si ha estado ayunando
solo, asegúrese de escribir sus experiencias. Aun si siente que ya se está acostumbrando, para
muchos esta semana final será más difícil que las anteriores. Pídale a Dios que le busque y comience
a dejar brillar una luz en todas las esquinas oscuras de su corazón. Pídale a Él que use esta última
semana para refinarle y limpiarle.
Día 16
•Salmos 27
El título de la lectura de hoy es Un Salmo de Total Confianza en Dios. Habla acerca de buscar una
cosa. Durante este tiempo de búsqueda, es fácil enfocarse en buscar cosas de Dios en vez de solo
buscar a Dios–buscar su mano y no su rostro. Piense en la diferencia entre acercarse a un rey para
besar su mano y acercarse a un padre amoroso para besar su rostro. Dios es ambas cosas, nuestro
Rey y Padre. Él es capaz de suplir sus necesidades y responder sus oraciones. Pero Él lo ama más
profundamente de lo que usted puede imaginar. Cuando usted busca Su rostro, termina en una
posición más cercana a Él. Ore hoy pidiendo buscar el rostro de Dios y acercarse a Él más de lo que
lo ha hecho anteriormente.

Día 17
•Daniel 3
Esta es una de las historias más deslumbrantes de la Biblia. Usted puede con toda seguridad
relacionarse con la situación que estos tres jóvenes enfrentaron–cuando los hechos van en contra de
la verdad. La situación fue que ellos rompieron la ley, el castigo era la muerte. Nabucodonosor era el
hombre más poderoso en el mundo, el fuego era lo suficientemente fuerte como para matar a un
guardia cercano, habían más guardias para lanzarlos al horno y ellos iban a rendirse o quemarse.
Punto. Pero la verdad se opuso a esos hechos, y la verdad fue que los tres hombres prevalecieron.
La verdad fue que su Dios iba a liberarlos o ellos voluntariamente morirían en su servicio. La verdad
es que el Hijo de Dios caminó con ellos entre las llamas. ¿Qué hechos se encuentra enfrentando que
desafían la verdad de Dios? Tome los hechos y preséntelos a Dios en oración hoy, y crea con
valentía que su Dios estará con usted en el fuego.
Día 18
•Joel 2:12-32
Rasguen más bien sus corazones. Usted puede terminar fortalecido asegurándose de que está
llorando y lamentándose y abriendo su corazón para que el poder de Dios y su presencia limpien el
panorama de su vida. Dígale a Dios hoy que usted deja al descubierto su corazón ante su
misericordia, compasión y amor inagotable. Pídale que le dé el valor para unirse a su ejército que
avanza. Pídale que abra sus ojos a sueños y visiones.
Día 19
•Salmos 84
¿Están desmayando su corazón y su carne? Conforme se acerca al final de su ayuno, piense en el
gozo maravilloso de pasar este día en sus atrios. Alábele por la manera en que está creciendo y
buscándole más. No importa donde se encuentre, lea este salmo en voz audible hoy como su oración
a Dios. Personalícelo o añádale. Cántelo en alta voz o solo susúrrelo.
Día 20
•Zacarías 7
¿Está considerando continuar con su ayuno o tal vez comenzar nuevos hábitos de ayuno regulares?
En este capítulo las personas se preguntan si deben continuar el calendario de ayuno que han
mantenido y Dios responde a través de Zacarías. Desde los tiempos de Moisés, Dios instituyó todo
un calendario de ayunos y celebraciones. Ambos fueron diseñados para acercar a su gente más a Él.
Si acercase a Dios es su objetivo de cada día, ambos tiempos, de ayuno y celebraciones, pueden ser
santos para Dios. Tome tiempo para permitir a Dios que le hable acerca de su experiencia durante el
ayuno. Pídale a Dios que le ayude a reflexionar en la manera en que el ayuno ha ablandado su
corazón e influido a tratar los demás de una manera diferente.
Día 21
•Ezequiel 47:1-12
No mire la profundidad en la que se encuentra ahora, sumérjase todavía más. No se preocupe por las
cosas que van a mojarse. No se detenga en el punto donde aún puede tocar el fondo con los pies.
Déjese llevar. ¿A qué se está aferrando? ¿Cuáles son sus dudas de vivir una vida de fe más dirigida
por el Espíritu? ¿A qué ilusión de control se está agarrando? Sumérjase todo. Ore hoy para que este
ayuno sea sólo el inicio de una relación más profunda con Dios. Ore para que Él continúe invitándole
a profundizar y deje que Él tome el control total de su vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *