Te amo tanto mi amigo !

Te amo tanto mi amigo !

¡ Te amo tanto mi amigo, que me encela hasta la camisa que toca tu piel !

¡ Te amo tanto mi amigo, que tengo celos de la copa que toca tus labios gentiles cuando ella roza durante mucho tiempo tus labios , creados para el beso!

¡ No me censures por amarte tan apasionadamente ; bastante padezco con mi propio amor !

¡ Ah ! ¡ Si supieras tus méritos ! ¡ Tan seductor como José en casa de Faraón, tan melodioso como David delante de Saúl, tan modesto como Moisés ! 

Autora  : Maria Silvina Ardizzi ( Sara ) 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Manda QUIERO y recibe palabras de fe . Aqui.