Venciendo tus limites

Es duro caer, pero es peor no haber intentado nunca levantarse.  ¡Caer está permitido. Levantarse es obligatorio! Si te caes siete veces, levántate ocho porque nuestra mayor gloria no está en no haber caído nunca sino en levantarnos cada vez que caemos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *