Vive en libertad

.. .porque perdonaré la maldad de ellos, y no me
acordaré más de su pecado.
-Jeremías 31:34
No importa cuál sea tu problema ni cuán mal te sientas como resultado, de un pecado; Dios te ama. En Jesucristo Él te ha dado vida nueva. Te ha dado una nueva familia y nuevas amistades para amar, aceptar, apreciar y apoyarte. Vos estas bien, y vas a salir adelante porque Aquel que vive en tu interior te cuida y se interesa por ti. Es posible que tengas que mirarte a ti misma y confesar, tu error y decir, yo cometí ese acto que te ofende Señor, y me maravilla el hecho que puedo mirarme a los ojos ahora, pero puedo hacerlo porque sé que, aunque cometí un acto indecible y tan errado, ¡Tú has hecho alejar mi pecado de mi cuanto está lejos el oriente del occidente!” A pesar de lo que hayamos hecho, tenemos que experimentar una revelación más profunda de lo que Dios quiere decir al declarar: “no me acordaré más de tu pecado”.
Una vez que hayamos confesado nuestros pecados y le hayamos pedido perdón a Dios, si continuamos haciendo mención de ellos cada vez que oramos, le recordamos aquello de lo cual Él prometió que olvidaría; algo que ha alejado de nosotros cuanto está lejos el oriente del occidente (Salmo 103:12).
Luego de confesarle a Dios tus pecados y haberle pedido que te los perdone, no sólo te ha perdonado, sino que hasta se ha olvidado de ellos.
Tu debes hacer otro tanto. Dejá de auto castigarte por algo que ya dejó de existir. No hay consecuencia de algo que El ya lo olvidó. La consecuencia existe mientras estamos lejos de Él, mientras callamos se envejecen los huesos, mientras estamos alejados no hay paz .Pero ni bien confesamos SU GRACIA llega a nuestra vida y somos libres de todo pecado y consecuencia. Vive hoy la libertad en Cristo, como Jesús dijo a Magdalena hoy te digo a ti…¿Donde están los que te acusan? …..nadie quedo Señor….Ve y no peques mas…..

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *