Cómo obtener respuestas a sus oraciones- Dia 11 del ayuno de 21 dias

En la Biblia se nos afirma que Dios es amor. Y página tras página, encontramos innumerables demostraciones de Su gran amor. Leemos de Su compasión y de Sus promesas; y vemos Su buena voluntad al utilizar Su asombroso poder a favor de Su pueblo. Dios es fiel a Su pueblo y a Su Palabra.

Sin embargo, en algunas ocasiones, nosotros los escogidos del Señor tendemos a depender de nuestros cinco sentidos para determinar si en realidad Él se encuentra “allí”, y si está escuchando y respondiendo a nuestras oraciones. Una vez que expresamos nuestras oraciones; por lo general, buscamos a nuestro alrededor la evidencia física, a fin de creer por lo que oramos.

Pero en realidad, cuando actuamos de esa manera, es como si quisiéramos ver con nuestros oídos o escuchar con nuestra nariz. Debemos determinar, incluso antes de orar, que cualquier evidencia física contraria a lo que oramos, no influirá para que dudemos ni titubeemos. Es necesrio que nos percatemos que la evidencia o la Palabra sobre la cual estamos basando nuestra fe es mucho más confiable de lo que podemos ver. A pesar de esa evidencia física, ¡la Palabra es perfecta!

Ésa es la verdad, pero a veces ayuda obtener algunas guías prácticas que nos mantengan dentro de los límites de la verdad. Así que le sugerimos los siguientes siete pasos, a fin de que los utilice como guía para ayudarle en su decisión de vivir en fe con respecto a sus oraciones, y que espere la respuesta de cada una de ellas.

La Palabra

1 Juan 3:22, 5:14-15; Juan 15:7; Romanos12:2

La oración que trae resultados debe basarse en las Escrituras. Debemos empezar con las respuestas a nuestras oraciones; es decir: la Palabra de Dios. Jesús dijo: «Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho» (Juan 15:7). La Biblia contiene más de 7,000 promesas, las cuales incluyen: riqueza y sabiduría, salud y éxito. Busque las promesas específicas que se aplican a su situación, quizá le lleve tiempo, pero bien valdrá la pena. Elaboramos una lista con varias de esas promesas, la cual puede encontrar al final de este artículo.

Ejerza la fe

Santiago 2:14-24, 3:11-17; Romanos 3:4; Hebreos 4:11-16

Primero realice su confesión de fe, antes de ver la manifestación de las respuestas a sus oraciones. Crea que recibe cuando ore. Apéguese a su confesión, actuando como si se hubiera cumplido. Sentir miedo de confesar o actuar antes de obtener la respuesta, es dudar de la Palabra de Dios.

Rechace la duda y el temor

2 Corintios 10:5

No permita que la duda y el temor entren en su mente. Satanás le asegurará que no recibirá su respuesta; sin embargo, tome cautiva toda duda que él le susurre. Usted ya adquirió el derecho y el poder para destruir cada argumento que se levante en contra del conocimiento de la Palabra.

Por tanto, controle su mente con la Palabra y medite en la solución, y ya no piense en el problema.

Exitoso, y no un fracasado

Proverbios 4:20-24; Mateo 6:12-22, 13:15-16; Romanos 13:14

Véase a sí mismo, a través de la Palabra, como alguien exitoso, no como un fracasado.

Testifique

Apocalipsis 12:11

Testifique lo que usted ha creído. Dé testimonio de la Palabra. Agregue su testimonio a lo que usted ya ha recibido por medio de la sangre: su redención. Usted posee el derecho de tomar todos los beneficios de lo que Jesús hizo.

La fe obra por el amor

Gálatas 5:6; 1 Juan 4:12

La fe obra cuando actuamos conforme al amor de Dios. Comprométase a ayudar al prójimo. Mientras usted se mantiene fiel al mensaje de amor de Dios, Su amor fluirá de usted hacia otros.

Únase a los dadores

Lucas 6:38; Santiago 5:16; Marcos 4:14-29; Hechos 20:35

Únase a los dadores. Si desea recibir sanidad, entonces predíquele el mensaje de sanidad a alguien más. Si necesita dinero, dé dinero. Ésta es la ley de Dios: usted cosechará lo que siembra. De la manera en que mida, es la forma en que usted será medido.

Las extraordinarias promesas de Dios

¿Necesita ayuda para encontrar los versículos que cubran sus necesidades? A continuación le presentamos algunos para que inicie:

Promesas para sus seres queridos que aún no son salvos

Lucas 5:32, 19:10; Juan 3:3, 17; Hechos 11:14, 16:31; Romanos 5:8; 1 Corintios 7:13-16; 1 Pedro 3:1-2; 2 Pedro 3:9

Promesas para sus hijos

Salmos 8:2, 91:11-12, 127:3-5; Proverbios 3:4, 22:6; Isaías 44:3, 49:25, 54:13; Colosenses 3:20; 2 Timoteo 3:15

Promesas para recibir prosperidad

Salmos 23:1, 34:10, 37:25; Mateo 6:31-33; Lucas 6:38; 2 Corintios 9:6-8; Filipenses 4:19; 3 Juan 2

Promesas para su matrimonio

Génesis 2:18, 24; Salmos 101:2, Proverbios 3:5-6, 10:12; Josué 24:15; Romanos 13:10; 1 Corintios 13:4-8; Efesios 4:31-32, 5:21-33; 1 Pedro 3:1-11; 1 Juan 4:15-21

Promesas para obtener la sanidad

Éxodo 15:26; Salmos 103:3, 107:20; Proverbios 4:20-22; Isaías 53:5; Jeremías 17:14, 30:17; Malaquías 4:2; Mateo 8:8, 9:35; Marcos 16:15-18; Lucas 6:19; Hebreos 13:8; Santiago 5:14-16; 1 Pedro 2:24; 3 Juan 2

Promesas para gozar de paz en su mente

Salmos 37:11, 119:165; Isaías 26:3, 12, 55:12; Juan 14:27; Romanos 5:1, 8:6, 14:17-19, 15:13; Filipenses 4:6-7.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *