Como superar un mal día de ventas

Como superar un mal dia de ventas

Sales de tu última visita cabizbajo porque no ha salido como tú esperabas.

Llegas a casa destrozado con la cara como si se te hubiera muerto alguien…

En estos momentos tu autoestima está por los suelos y piensas «que malo soy vendiendo» «nunca me sale nada bien».

Son palabras de tu voz interior que no para de machacarte por tus malos resultados.

No sé si te sientes identificado con esta situación cuando has tenido un mal día, te la cuento porque a mi me pasó.

Había realizado muchas prospecciones, no había conseguido cerrar nada y no había vendido lo que esperaba y, encima,  necesitaba vender porque no iba a llegar a los objetivos de ese mes.

La verdad es que te toca sensiblemente hasta el punto de cuestionarte tu valía como vendedor.

En ventas es normal que tengamos un mal día porque no somos máquinas, estamos muy presionado y, a veces las cosas, no salen como queremos.

Quiero compartir contigo 6 estrategias que te pueden ayudar a superar un mal día de ventas:

1. Desvincula tu esfuerzo de los resultados.

A veces tus esfuerzos “a priori” no tienen recompensa y no quiere decir que lo hayas realizado mal sino que, por alguna razón que tú desconoces, no te han comprado… No eres mal vendedor sino que existen factores que están fuera de tu alcance y que no puedes controlar.

Puedes leer por qué no compran los clientes  donde explico las 5 razones que tienen los clientes para no comprarte.

2. Examínate en qué puedes mejorar

La idea es mirar si existe alguna acción que estamos realizando, que sin darnos cuenta, esta haciendo no tengamos los resultados esperados.

Cuestíonate si hay algo que puedes mejorar como por ejemplo tu presentación, segmentar mejor al cliente o hablar más de beneficios que de las características…

¿Qué está de tu mano para mejorar?

A veces simples cambios hacen obtener grandes resultados. Auto evaluarte es un hábito que nos ayuda a mejorar.

3. No te castiges tanto

A veces tenemos un mal día porque no le hemos vendido a aquel cliente o no se han cumplido nuestra expectativa.

No te atormente y relájate porque aunque somos vendedores y nuestra trabajo es vender, quiero que sepas que a todo el mundo no podemos vender, caerles bien ni servir, por tanto, no te preocupes ni te atormente.

4. Todos los días no son fiesta

Un vendedor debe ser fuerte y lidiar con los «nos» y el rechazo ya que son parte de nuestro trabajo. Cuanto antes aprendamos a tolerar los rechazos y a que no nos afecten a nivel emocional antes lograremos adaptarnos a esta profesión y vender.

5. Visualiza antiguos éxitos

En estos malos momentos tu autoestima está por los suelos y lo vemos todo oscuro y sin salida. Visualizar antiguos éxitos te hace entender que no eres tan malo y que hay luz al final del túnel. También te aporta un plus de energía que te ayuda a tirar para delante.

6. Haz ejercicio para despejarte

Esta demostrado científicamente que realizar algún tipo de ejercicio libera las hormonas de la felicidad  (endorfinas ) que te hacen sentir muy bien.

Una de las actividades que yo hago para superar un mal día es salir a correr y me ayuda a despejar mi mente que esta enfocado en lo negativo de mi día. Una vez finalizado veo la realidad de otro modo y me doy cuenta que una mala tarde la tiene cualquiera y que no es el final del mundo.

La realidad es que estamos inmerso en una profesión de muchos altibajos emocionales y es parte del trabajo lidiar con este monstruo que viene a verte. Aprender a controlar tu mente y cambiar la perspectiva cuando te ocurra, es cuestión de entrenar.

Te comparto esta estrategia para superar un mal día de ventas y tú ¿cómo superas un mal día de ventas?

Cuéntamelo en el área de comentarios.

 

Muchas Gracias y Muchas Ventas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *