Deja la mochila de lado

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio”.

2 Timoteo 1:7 

 

A veces es difícil tomar la decisión de dejar aquello que no quieres dejar,

aquello que muy bien sabes que de estar allí no podrás avanzar en la vida.

Pero por alguna razón no puedes desprenderte de algo .

A  lo mejor se ha convertido en parte de tu vida o quizá porque simplemente no quieres desprenderte.

Pero a veces en la vida se tienen que tomar decisiones difíciles, esa que al final redundará para bien.

Esas decisiones que tenías que haber tomado desde hace tiempo, pero no te atreverás a hacerlo .

Es  tomar la decisión  a algo que sabes que a la larga te afectara, pero que también pareciera que lo necesitas para vivir.

Esa clase de cosas que te dan momentos felices, y al final llega siempre a la misma decepción de saber que estas obrando mal.

No sé lo que está afectando tu vida hoy, pero te  ata y no puedes decir no.

Lo quieres hacer a un lado, pero por más que intentas no puedes.

Nada  que satisfaga por momentos en algún área de nuestra vida será fácil de hacer a un lado.

Pero si reflexionamos y hacemos conciencia nos daremos cuenta que es necesario tomar una decisión.

Por el bien tuyo, por el de los demas  y sobre todo para agradar a Dios.

Duele, yo se que  cuesta, y mucho, no será de la noche a la mañana.

Pero ¿No crees que es momento de tomar esa decisión?

Esa que hasta hoy no habías querido tomar, que ha andado en tu mente todos estos días, pero que has querido disimular.

¡Ya no más!, Hoy Dios te quiere recordar que El está pendiente de ver que tomes esa decisión importante de hacer a un lado aquello que no te traerá ningún bien.

Hoy es el día de tomar valor, porque esa decisión solo puede ser tomada por una persona valiente, y tu eres una persona valiente.

No me digas que no podrás, porque en el Señor si podrás.

No me digas que vas a fracasar, porque Dios estará contigo.

Sera difícil , seguro, pero Dios no te dejara .

Estará en todo este proceso y sobre todo: El estará feliz de que por fin decidiste apartar eso de tu vida.

Las decisiones firmes son para los valientes, de los cuales tú formas parte.

Hoy quiero invitarte a que terminemos este devocional con una oración:

“Dios mío, gracias te damos por tus misericordias para con nuestra vida.

Te damos gracias por tu amor incomparable y tu fidelidad mostrada hasta el día de hoy.

Este día queremos rendirnos a ti, rendir nuestra voluntad.

No queremos seguir haciendo lo que queremos, sino que  queremos hacer tú voluntad y no la de nosotros.

Ayúdanos, danos la capacidad de hacer de  lado todo aquello que no nos deja crecer.

Señor, sabemos que tú no desprecias un corazón contrito y humillado, nos rendimos a ti .  En medio de estas situaciones, Tu nos fortaleces . Gracias Señor.

Porque  en ti tenemos nuevas fuerzas, y  tu ya has vencido por nosotros, gracias porque sabemos que tu presencia estará con nosotros y jamás nos desamparás.

En el nombre de Jesús, Amén y Amén”.

¡Sé Valiente y toma decisiones correctas ! y avanza  vacío de todo lo viejo para recibir lo nuevo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *