Enfrentando los contratiempos

adversidad2“Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. 14Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.”

Éxodo 14:13

Hoy lo invito a poner la mirada en lo que Dios va revelando a su corazón y a disponerse a funcionar en esa dirección. Hay cuatro puntos importantes que quiero compartir con usted que lo ayudarán a enfrentar un contratiempo:

1º) Hay que tener paciencia. Santiago 5:11 dice: “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.”Lo que oímos de la paciencia de Job nos sirve para aprender a cómo actuar ante los problemas. Él pasó por terribles situaciones, pero con paciencia y sin rendirse salió adelante y su postrer estado fue mejor que el primero.

2º) Hay que aplicar coraje. Usted tiene que saber que todos los días su comunión debe ser íntima con Dios.  Debe confiar en Dios en todo, porque Él es quien le da la fuerza para triunfar y el coraje para vencer.  Él es el que le da el valor para no rendirse ante la adversidad. Tome su Palabra con fe y declárela ante la adversidad con coraje.

3º) Hay que ser obediente a la Palabra.   Dios le dijo a Abraham: “Vas a tener hijos, descendencia”.  Pasaban los años y no aparecían, sin embargo, la fe estaba porque sabía que Dios era poderoso para darle lo que le había prometido. Él tomó la Palabra con fe y fue obediente aún al enfrentarse a contratiempos.

4º)  Hay que confiar en la voluntad de Dios. La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta y no hay que rendirse, aflojar ni abandonar. La confianza en Dios es el arma más fuerte que usted tiene.  Como a Moisés que le vino el ejército más poderoso de la tierra, pero confiaron en Dios, y pasaron por tierra seca.  Los que confían en el Señor tendrán nuevas fuerzas, caminarán y no se cansarán, correrán y no se fatigarán, levantarán alas como de águila. Ha llegado el tiempo que avance, que crezca, que tenga grandes conquistas.

¡Nunca se rinda!  Él que vive dentro de usted es mayor que él que está en el mundo.  Él que está en el mundo va a trabajar detrás de las circunstancias para hacerle creer que no hay salida, que no hay victoria, ¡pero no le crea! Usted es un vencedor de circunstancias. Tenga paciencia, aplique coraje, sea obediente a la Palabra y confíe en la Voluntad de Dios, los contratiempos no podrán detenerlo.

Oración: Padre, hoy tomo coraje, me dispongo a ser paciente y obediente para poder enfrentarme victoriosamente a las circunstancias y contratiempos que puedan venir en mi camino hacia la victoria. Confío en tu Palabra, que es tu voluntad. Sé que saldré más que vencedor. Lo creo, en el nombre de Jesús, amén.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *