Excelencia- Dia 4 del ayuno de 21 dias-

1 Cronica 21.22-24 Cuando David quiso comprar la tierra de Ornán para construir un altar, Ornán la ofreció generosamente como regalo. Pero David lo rechazó, diciendo: «No tomaré para Jehová lo que es tuyo, ni sacrificaré holocausto que nada me cueste». David quería ofrecer un sacrificio a Dios. La palabra sacrificio implica dar aquello que le haya costado al dador algo de sí mismo, tiempo o dinero. ¿Le servis al Señor con lo mejor que tienes, apartas el mejor   y todo lo que haces para EL lo haces con excelencia? El dar a Dios lo que nada cuesta, de lo que nos sobra,  no demuestra un verdadero compromiso.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *