Hablando como Dios

…..el cual da vida a los muertos y llama las cosas que no son como si fueran. Romanos 4:17 b

¿ Te ha ocurrido en algún momento, que te encontraste hablando o diciendo cosas igual que tu padre o tu madre? Y te has sorprendido a ti mismo. ¿ verdad?

La intimidad con las personas hace, entre otras cosas, que adoptemos vocablos y modismos inconscientemente .Esto mismo debería ocurrir con nuestro Padre celestial. Pero ¿ porque no se les nota a todos, siendo también hijos del mismo padre? ¿Sabes porque ? Porque esto esta relacionado con el tiempo que pase uno junto a El.Dios como nuestro Padre pretende que seamos como El en todas las cosas, hasta en la forma de hablar. No es cuestión de hablar palabras positivas, y repetirlas ,eso no funciona. La cuestión es hablar la palabra de Dios.   «porque escrito está: «Sed santos, porque yo soy santo.» 1 Pedro 1:16. Es decir Dios nos llama a imitarlo. El nos dio ejemplo de como vivir , por medio de Jesucristo.  La palabra de Dios hoy nos dice  que << Dios llama las cosas que no son como si fuesen >> . Si esa es la forma de hablar de Dios entonces la nuestra es la misma. Llama entonces el amor matrimonial a tu vida, llama la paz, llama la salud, la prosperidad, ese trabajo que buscas, llámalo !! la sabiduría a la vida de tus hijos, llama ese hogar , esa esposa o esposo que deseas tener. Si así lo haces, te moverás en el camino de la sabiduría y la fe. Y Dios siempre mueve su mano cuando un hijo de El comienza a caminar en la fe de EL. No importa como te sientas hoy, aunque te sientas como una pulga. LEVANTATE !! comienza a escuchar alabanzas, y aunque no sientas hacerlo. Tu alaba, canta y declara : Se levanto un vencedor de gigantes-. Haz real la Palabra de Dios en tu vida. Diga el débil : Fuerte soy( Joel 3:10b).

Comienza ahora mismo y veras que lo que hoy es un sueño , un deseo; mañana será tu testimonio.

Tus emociones negativas se tratan renovando tu mente.- es decir, saco el pensamiento de duda y planto el de Dios.- Así controlaras las actitudes negativas que te llevan al fracaso. Por eso, suplanta la forma de hablar tuya por la de Dios. ¿ De que manera? estando mas tiempo con su palabra. Así sabrás como habla Dios.

Dios te bendiga !!