La pareja espectacular

Al buscar un novio, la mayoría de mujeres suele decirse lo siguiente: yo quiero a alguien tan guapo por lo me-

nos como el actor Brad Pitt. La mayoría de hombres: yo quiero a alguien tan guapa por lo menos como la actriz Angelina Jolie.

Todos queremos lo mejor. Soñamos con la persona con que nos casaremos y seguramente con alguien con un físico espectacular que sobresale ante los demás.

Existe un peligro que solemos enfrentar al buscar un novio o una novia espectacular. Nos enfocamos en lo que queremos de la otra persona y no en lo que la otra persona quiere de nosotros. Nos enfocamos en recibir y en tener. Y nos desenfocamos y hasta olvidamos en ofrecer y en dar

 Sabemos el tipo de físico y el tipo de actitud que deseamos encontrar en otra persona.

Pero ¿Sabemos qué espera de nosotros el tipo de persona que anhelamos como novio(a)?

 Sabemos qué queremos, pero ¿Estamos ofreciendo algo verdaderamente de nivel y atractivo?

Grábate bien estas palabras: antes de pensar en ¿Qué quiero?, pregúntate ¿Qué ofrezco?

No busques primero la mejor opción. Conviértete primero en la mejor opción.

 Conviértete en una persona que ofrece la mejor versión posible de ti mismo.

Esta es la Regla de Oro que enseñó Jesús:

“Traten a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes.” Lucas 6:31 NVI. 

Tu y yo debemos vivir para dar y no para recibir. No sólo busques, primero ofrece.

No te preguntes primero ¿Qué quiero? Sino ¿Qué ofrezco?

Porque el noviazgo y el matrimonio se trata más de entregar que de recibir.

 ¿Has trabajado en ti ?

Piensa primero en dar y después en recibir. Conviértete primero en la mejor opción y luego busca tu mejor opción.

¿Quieres un novio(a) que cuide su salud, duerma bien, coma bien y haga ejercicio? ¿Lo haces tu ?

¿Quieres un novio(a) de fe? ¿Crees en Dios y lo buscas?

¿Quieres un novio(a) que sirva desinteresadamente en su iglesia? ¿Sirves tu en la tuya?

Quieres casarte con un evangelista ? Tu evangelizas ? Estas involucrado/a en tu iglesia en esa área ?

¿ Quieres casarte con un pastor ? Tu estas estudiando un seminario y lideras personas ?

¿Quieres casarte con un empresario ? Tu tienes un microemprendimiento?

¿Quieres casarte con una persona profesional? Tu estudias para llegar a serlo o ya lo eres ?

¿Quieres un novio(a) que sea cortés ? ¿Eres tu  cortés?

¿Quieres un novio(a) que sea diligente y trabajador/a ? ¿Eres tu diligente y trabajador/a ?

Antes de preguntarte  ¿Qué quieres?, pregúntate ¿Qué ofreces? No busques primero la mejor opción.

Conviértete primero en la mejor opción.

Créeme, si aplicas lo que has leído hoy y le pides en oración sabiduría a Dios para convertirte en un modelo de vida.

Nunca jamás, tengas o no tengas novio(a), volverás a ser el mismo.

👑Silvina

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *