No Robarás

No Robarás

Ocurre que a veces, en ciertas noches bastante claras,

me roban la luna; pero siempre, de algún modo,

me las arreglo para volver a encontrarla.

Aunque en ocasiones no es que me la roban:

solamente me la esconden para impacientarme ciertos energúmenos

que saben lo imprescindible que me es cuando se aproxima el plenilunio.

También me han robado la brisa del mar,

fue esa vez que le fui infiel y camine por las montañas.

Me han robado la alegría de contemplar tus ojos .

El placer de tu sonrisa y la sublime sensación que es oler tu piel.

Aunque dicen por ahi que “la justicia” me restituirá lo robado.

Y aquí estoy caminando por estas calles benditas esperando el dia donde tu me vuelvas a sonreir. 


 Silvina 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *