Para que somos tentados

Un Dato curioso, veo aquí en estos dos capítulos. En el capítulo 3 de Lucas habla del bautismo de Jesús y dice que lleno del Espíritu fue probado y viene la escena de la tentación. Pero quiero destacar el versículo 14 que dice Entonces Jesús regresó a Galilea lleno del poder del Espíritu Santo.
Vamos por paso. Primero veamos lo que significa las tentaciones estas…..me acompañas?
Hay tres pruebas que todos debemos vencer, si queremos parecernos a Jesús . Y aquí la palabra las indica.
1) Lucas 4.3 “ Entonces el diablo le dijo: —Si eres el Hijo de Dios, dile a esta piedra que se transforme en pan.”
La tentación de la carne, la prueba del dominio propio-
2) Lucas 4:6 —Te daré la gloria de estos reinos y autoridad sobre ellos —le dijo el diablo—,
La tentación del orgullo y la fama. La prueba de la humildad
3) Lucas 4:9 —Si eres el Hijo de Dios, ¡tírate!
La tentación de la duda. La prueba de la identidad, quien soy en Dios y que tengo en EL.
Efesios 2:10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.
Versículo 13 de mismo Lucas vemos que cuando el diablo terminó de tentar a Jesús, lo dejó hasta la siguiente oportunidad.
El diablo siempre tentará. Pero miren aquí Jesús recibió una segunda unción
¿Cuál ?Me acompañan a ver?
Lucas 4 :14 Entonces Jesús regresó a Galilea LLENO DEL PODER DEL ESPIRITU SANTO .
Cuando se bautizo EL recibió la llenura del Espíritu. Aquí estamos todos los nacidos de nuevo. Y lo dice en Hechos 1:8 recibimos poder, la llenura, para ser testigos y vencer las tentaciones.
Pero luego de vencer, de hacer una entrega total Jesús recibe una segunda llenura que es SER LLENO DE PODER DEL ESPIRITU SANTO. Que lo capacito para los milagros y prodigios.
Si deseas que los milagros y prodigios te sigan, deberás rendirte completamente a EL, y eso implica aprobar estas pruebas. Entonces recibirás la 2ª Unción. PODER DEL ESPIRITU SANTO. Y tal como hicieron los discípulos , veras manifestación de la Gloria de Dios, en las vidas que toques y en la tuya misma. Porque no serás la misma persona.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *