Pensamientos equivocados

PensamientosEquivocados“Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.”
2 Corintios 11:3

Hoy podemos tener una mente fuerte si hacemos lo que declara Filipenses 4:8 “Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad”. Pero si no trabajamos en serio sobre este tema, podemos ser influenciados como el resto de los mortales.

Nuestro espíritu controla nuestros pensamientos y emociones. Desde allí se conecta Dios con nosotros. Usted decide que pensar y que no, que escuchar y que no. Usted tiene una voluntad y es el que decide si su espíritu se conecta con Dios o no.

¿Por qué esto es importante? Porque satanás trabaja con la astucia para poder engañar y si usted está desconectado del Padre, será presa fácil. Si el logra engañarlo terminará creyendo que es un c

reyente de cuarta categoría o que su sueño no lo podrá alcanzar jamás y terminará esclavo de esa mentira.

Si lee 2° Corintios 11:3 se dará cuenta que a Eva le sucedió lo mismo, fue seducida con astucia ¿dónde? En su mente. La engañó. Y así lo sigue haciendo ¿por qué? Porque le funciona.

No permita que un pensamiento equivocado maneje su vida.

Si usted no presta atención a esto, puede ser engañado para que abandone su llamado. “Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”. (2° Corintios 2:11)

Ahora la pregunta apr

opiada sería ¿cómo puede librarse y tener victoria en esta área?
Es simple. Sométase a la Palabra de Dios, permanezca en ella. Si lo hace, el diablo huirá como lo declara Santiago 4:7 “Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros”

Oración: Padre, no permitiré que ningún pensamiento equivocado me controle. Me someteré a tu Palabra y resistiré al diablo. Gracias. En el nombre de Jesús. Amén.

 juan_crudo_devocionales

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *