¿ Para que sufrimos ?

1 Cor. 1.3–5 Muchos piensan que cuando Dios nos consuela, nuestras aflicciones desaparecen; si así fuera siempre, mucha gente buscaría a Dios sólo para ser librada de las privaciones y no buscaría mostrar su amor por Él. Debemos entender que consolar puede también significar recibir fortaleza, ánimo y esperanza para hacer frente a las aflicciones. Cuanto más sufrimos, más somos consolados por Dios. Si se está sintiendo abrumado, permita que Dios lo consuele tanto como Él puede. Recuerde que cada problema que enfrente, luego se convertirá en una oportunidad para ministrar a otras personas que lleguen a padecer aflicciones similares.

Versiculo del día :

Ahora pues, dice el Señor, el que te formo desde el vientre para ser su siervo/a, para hacer volver a EL a Jacob y para congregarle a Israel ( porque estimado seré en los ojos del Señor, y el Dios mío será mi fuerza). Isaías 49:5

Confesion

Confieso que mi fuerza esta en el Señor y  por lo tanto El las renueva para que yo tenga victoria en cada area de mi vida. En el Nombre de Jesus. Amen-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *