Restauraré tu vida

Pero yo te restauraré  y sanaré tus heridasafirma el Señor Jeremías 30:17 (NVI)

Hay experiencias en nuestras vida que causaron daños y perjudicaron nuestro carácter. Abusos que formaron conceptos equivocados de nosotros mismos y nos limitaron. Pero esto no tiene porque seguir así. Hoy Dios quiere traer sanidad a tu vida y curar cualquier clase de heridas. La voluntad de Dios es sanarte y que tu vida interior sea saludable. TIENES DERECHO A SER FELIZ Y ESE ES EL PLAN DE DIOS PARA VOS. No permitas que la influencia de satanas te mantengan débil. Sé que descubrir heridas del corazón es doloroso, pero si no reaccionas a tiempo esto te puede llevar a la destrucción y a que abortes el propósito que Dios tiene para tu vida. El enemigo desea que te enojes , que te amargues, que surja el resentimiento en tu corazón y renazca el deseo de venganza . El enemigo desea sembrar en ti sentimientos de lastima, de autocompasión y actúes con mentalidad de víctima. En cambio Dios desea sanarte, restaurarte y  levantarte a posición de fortaleza. ¡ ÁBRETE  A LA VOLUNTAD DE DIOS Y RECIBE LA SANIDAD DIVINA ! Dios lo  quiere ; pero depende de tu decisión , abrir tu corazón al ESPIRITU SANTO ,  dile  que estas dispuesto a colaborar con EL para tu restauración, en Su presencia, cuando comiences a alabarlo te darás cuenta que debes perdonar a aquellos que te hirieron, aun a vos mismo/a perdónate , no busques justificativos porque el perdón es la llave que abre la puerta de tu sanidad. Perdona y pídele  al Espíritu Santo que te ayude a recordar sin dolor (porque excepto que sufras de amnesia en tu cerebro siempre recordarás , pero la clave de la sanidad emocional esta justamente en eso “recordar sin dolor aquello que nos han hecho“) no acaricies la herida, cuando venga a tu mente lo que paso , decide rechazar ese pensamiento y alaba , empieza a pensar en otra cosa.  Dios tiene poder para sanarte. NO PERMITAS QUE TU PASADO CONTROLE TU FUTURO. ES MUY GRANDE LO QUE DIOS TIENE PREPARADO PARA TU VIDA. Y hoy es el primer día del resto de tu gloriosa vida si decides permitir que Dios sane tu corazón. 

Dios te bendiga,   ♔Sara 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *