Suegro, Laban

Todos somos egoístas, pero algunos de nosotros exageramos esta debilidad. La vida entera de Labán se encontraba marcada por el egocentrismo. Su meta principal era cuidarse a sí mismo. La manera en que trataba a los demás se veía afectada por esa meta. Le sacó ventaja al matrimonio de su hermana Rebeca con Isaac y utilizó la vida de sus hijas para negociar. A la larga, Jacob fue mejor estratega que Labán, pero este no estuvo dispuesto a reconocer su derrota. Cuando vio que ya no podía dominar a Jacob, intentó tener la última palabra y quiso que Jacob le prometiera que se iría para siempre. Se había dado cuenta de que Jacob y el Dios de Jacob eran más de lo que él podía manejar.
En la superficie, nos puede parecer difícil identificarnos con Labán. Pero el egoísmo es algo que todos tenemos en común. Como él, a menudo tenemos una fuerte tendencia a controlar a los demás y las circunstancias para provecho nuestro. Las excusas que nos damos para tratar a los demás como lo hacemos pueden no ser más que un fino disfraz de nuestros motivos egoístas. Sin embargo, quizá no reconozcamos nuestro egoísmo. Una manera de notarlo es examinar nuestra disposición a reconocer que estamos equivocados. Labán no podía hacerlo. Si alguna vez le sorprende lo que dice y hace para no enfrentar las cosas malas que ha hecho, está vislumbrando su egoísmo en acción. Reconocer el egoísmo es doloroso, pero es el primer paso en el camino de regreso a Dios.
Puntos fuertes y logros:
• Influenció a dos generaciones de matrimonios en la familia abrahámica (Rebeca, Raquel, Lea)
• Poseía un ingenio agudo

Debilidades y errores:
• Manipulaba y utilizaba a los demás para su propio beneficio
• No estaba dispuesto a reconocer que había hecho mal
• Se benefició económicamente de Jacob, pero nunca recibió el beneficio completo que pudo haber tenido si hubiera conocido y adorado al Dios de Jacob

Lecciones de su vida:
• Los que tratan de aprovecharse de los demás a la larga se dan cuenta de que se han aprovechado de ellos
• No se puede obstaculizar el plan de Dios

Datos generales:
• Dónde: Harán
• Ocupación: Próspero criador de ovejas
• Familiares: Padre: Betuel. Hermana: Rebeca. Cuñado: Isaac. Hijas: Raquel y Lea. Yerno: Jacob

Versículo clave:
«Si el Dios de mi padre, Dios de Abraham y temor de Isaac, no estuviera conmigo, de cierto me enviarías ahora con las manos vacías; pero Dios vio mi aflicción y el trabajo de mis manos, y te reprendió anoche» (Génesis 31).
La historia de Labán se relata en Génesis 24.
👑 Sara

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *