Se un luchador

Mateo 26:41  (NTV)  Velen y oren para que no cedan ante la tentación, porque el espíritu está dispuesto, pero el cuerpo es débil».

En este versículo ,Jesús nos dice que nos debemos despertar, dar atención estricta, ser cauteloso y velar y orar.

Como creyentes , debemos estar siempre activos y atentos. Entonces, si es necesario debemos estar listos para tomar armas contra los ataques del enemigo. (1Tim.6:12 -” Pelea la buena batalla de la fe..” Debemos aprender a luchar contra los enemigos espirituales en lugares altos, en nuestra mente y en nuestro corazón.

Un aspecto de pelear la buena batalla de la fe es aprender a ser capaces de reconocer al enemigo, reconociendo canto las osas están normales y cuando algo anda mal.

Te doy un ejemplo.

Hace algún tiempo fui parte de una conversación con cierta persona.Mientras lo escuchaba , vino a mi una gran confusión que comenzó a llenar mi mente. Me di cuenta que esto sucedía cada vez que hablaba con esta persona. Usualmente salia pensando , “¿Que me pasaba ?  porque ese sentimiento cada vez que estaba con ella ? hasta que la próxima vez que nos reunimos fui agresiva. Me pare y ore . “En el Nombre de Jesús , tomo autoridad sobre este espíritu, no voy a sentir culpa ni preocuparme por lo que esta persona diga. Voy a seguir libre con la libertad que Cristo me hizo libre, ninguna influencia demoníaca me perturbara.”-

Y cuando la vi nuevamente pude tener un encuentro sin perturbaciones. No es la persona sino lo que esta influenciando a la persona para que yo tenga un mal día. Si no tomamos posición el enemigo malograra nuestra existencia. Debemos ser agresivos. Mientras yo no tomaba posición agresiva el enemigo se hacia una fiesta con mi mente.Ese es nuestro problema, somos muy pasivos. Casi nunca hacemos algo en contra del enemigo cuando el se nos acerca con temor, preocupación, culpa, duda. Retrocedemos a una esquina y dejamos que el nos atropelle.

No fuimos creados para ser un saco de golpes para el diablo ; al contrario, somos luchadores y debemos golpearlo a el como un saco. El diablo desea que luchemos con todos al nuestro alrededor. Pero Dios desea que solo luchemos contra quien debemos luchar , esto es el diablo. No las personas.

¿Que es normal ?

 Pues, donde hay envidias y ambiciones egoístas, también habrá desorden y toda clase de maldad.Sin embargo, la sabiduría que proviene del cielo es, ante todo, pura y también ama la paz; siempre es amable y dispuesta a ceder ante los demás. Está llena de compasión y del fruto de buenas acciones. No muestra favoritismo y siempre es sincera. Santiago 3:16-17 (NTV)

La confusión no es un estado normal de un creyente.Pero muy a menudo seguimos pensando que algo esta mal en nosotros en lugar de entender que el problema es que estamos bajo ataque del enemigo. Otro error que cometemos es tratar de resolverlo todo en vez de velar y orar como Jesús ordeno. Debemos orar cada vez que comenzamos a sentirnos fuera de lo normal, ya sea oprimido o pesado de corazón. Así es como uno aprende a orar sin cesar ( tesalonicenses 5:17) .

Nada que te quite la paz viene de Dios. No es normal tener razonamientos excesivos, tratando de resolver todas las cosas de las cuales no tenemos control.No es normal ser acosado con pensamientos de lo que todos piensan de nosotros. No es normal sentirse deprimido, cargado, y pensar que somos un fracaso que no valemos nada. Estas cosas pueden ser normales para otros pero Dios nunca pretendió que esto fuera normal.Cuando estos pensamientos vienen a nuestra mente debemos entender que vienen del diablo y no de Dios. Y tomar la actitud de ataque y orar echándolo fuera de nuestra mente.Y colocando el Señorío de Cristo .

Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo. (2Co. 10:5 )

El Señor nos dará la victoria sobre el enemigo, pero lo hará únicamente si clamamos a EL y le dejamos que intervenga en nuestro problema. Nada va a cambiar nuestra situación si todo lo que hacemos es sentarnos y desear que las cosas cambien. Tenemos que tomar acción. El Señor es capaz y esta listo y dispuesto para ayudarnos a superar la pasividad , la apatía, la pereza el letargo y las dilaciones.- todas estas cosas que nos arrastran a la depresión, el desánimo y la desesperación.

No somos personas llamados a funcionar de acuerdo a como nos sentimos. Somos personas llamadas a tomar la PALABRA DE DIOS y para aplicarla todos los dias de nuestras vidas.Pero para hacerlo , tenemos que mantenernos espiritualmente en alerta, en todo momento.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *